Harto e indignado, Ricardo Darín realizó un fuerte descargo

0
587

Tras sentir que su pedido de disculpas fue tergiversado, el actor arremetió contra todos en una fuerte entrevista.

Horas después de que Valeria Bertuccelli (48) lo acusara de maltrato en una entrevista y le exigiera disculpas públicas, el primer reflejo de Ricardo Darín (61) fue pedirle perdón.

Pero con el correr de los días, y sobre todo tras las declaraciones de Érica Rivas (43), quien sostuvo que el actor el gritó y la insultó, el protagonista de El secreto de sus ojos fue cambiando de parecer.

Tanto que ahora, recién llegado de Mendoza, donde presentó Escenas de la vida conyugal (la obra que antes compartió con Rivas y Bertuccelli y ahora encabeza con Andrea Pietra),se mostró muy enojado y con pocos ánimos de conciliar.

“Estoy shockeado todavía, anonadado… estupefactoestoy, en realidad. Tratando de entender, que es difícil. Las cosas empezaron de una forma. Luego se fueron convirtiendo en otro. Es muy difícil tener el espacio y la posibilidad de reflexionar, tratar de entender a qué se debe tanta virulencia, tanta descarga, tanto odio”, comenzó a decir Darín apenas lo interceptó la notera Maite Peñóñori, de Los ángeles de la mañana (El Trece, a las 10.30).

Luego, el actor sostuvo que sus disculpas no fueron “bien interpretadas” y que “incluso fueron tergiversadas”. Y remarcó: “Son momentos de hipersensibilidad con todo lo que es el movimiento femenino, la ley del aborto, el Ni una menos. Y todo tiende a ir para un solo lado, la balanza pide a gritos que esto vaya hacia la violencia de género, lo cual lo vuelve doblemente perverso, porque yo creo que no tiene nada que ver”.

Con ganas de sincerarse, Darín se abrió y definió al momento que vive como un pasaje muy “doloroso” de su viday afirmó que “hay que tener mucha prudencia”.

También intentó analizar la situación: “Cuando te preguntás a quién beneficia todo este odio, a mí obviamente no, yo creo que a nadie. Para mí hay una cuestión de odio que para mí había pasado totalmente desapercibida. Es algo que me tengo que replantear, o sea no me di cuenta”.

Además,les pidió a sus amigos que ya no lo defiendan más:”Les agradezco, pero les pediría que paren porque ellos están siendo atacado. No quiero dar nombres, pero no me gusta lo que les dicen.Una agresividad y un maltrato que no beneficia a nadie”.

“Me han colocado en un grupo que es absolutamente indeseable: el de maltratadores, agresivos, violadores seriales. Hay una publicación americana que habla del Harvey Weinstein argentino. Me han ensuciado en todas partes del mundo”, afirmó, notablemente dolido.