El gobernador Gustavo Valdés realizó un balance de la situación epidemiológica en la provincia  tras  más de 100 días de pandemia.

Confirmó el caso 117 de coronavirus en Corrientes, dijo que es un hombre que “lo trajimos” de Buenos Aires, que está aislado en la Capital de Corrientes, “bajo tratamiento médico y con seguridad policial”.  Anunció que el gobierno de Corrientes “o traerá más repatriados de otras provincias”.

En el salón Amarillo de la Casa de Gobierno, el gobernador Valdés realizó una breve presentación y luego presentó a los funcionarios que realizaron un informe de la situación en las distintas áreas.

Presentaron el informe, el  subsecretario de Sistemas y Tecnología de la Información (SUSTI) Federico Ojeda, sobre la circulación y los permisos on line; la directora de Epidemiología de Corrientes, Angelina Bobadilla y la titular del Banco de Sangre, Carolina Aromí, que habló sobre la donación de plasma  convalenciente  y los buenos resultados de su implementación. 

Valdés, destacó las condiciones en las que se encuentra Corrientes y las comparó con el resto del país. “Sabemos que en la Argentina estamos pasando un momento muy complicado, tal vez el más complicado desde que arrancó la pandemia. AMBA esta en fase 1 desde el miércoles, eso nos da una ventaja, pero hay gente que se quiere venir a las provincias, lo mismo nos ocurre desde Brasil, el Chaco o Entre Ríos” resaltó.

“La primera decisión –anunció- es que para ingresar a la provincia se va a requerir un permiso especial tramitado conforme las especificaciones por medio del portal www.permisos.corrientes.gob.ar”, tras lo cual detalló quienes serán los habilitados: personal de salud que salga a prestar servicios o que ingrese a prestar servicio, los dueños o gerentes de comercios, productores, emergencias médicas y patologías complejas, funcionarios públicos y periodistas.

“Vamos a tener un control exacto de quienes ingresan y egresan de la provincia con seguimiento de datos personales de cada persona y de actividades” advirtió.

Las nuevas medidas, que incluye hisopado obligatorio para todos: se llevarán adelante en el Puente Belgrano, donde además se colocará a los camiones de reparto que ingresas desde Resistencia dispositivos electrónicos de rastreo; Ruta 12 en San Borjita y en Bichadero, en la Ruta Nacional 14, ambos límites con la provincia de Misiones, al igual que en la Ruta Provincial 71 que une Colonia Liegbig con Apóstoles.

Al sur los controles estrictos se llevarán a cabo en los tres cruces a la provincia de Entre Ríos, en Mocoretá sobre la Ruta Nacional 14, en la Ruta 12 en Guayquiraro y en Paso Tuna, sobre la ruta Provincial 127 que une Corrientes con San Jaime, Entre Ríos.

Valdés anunció además el paso a fase 3 en Saladas, incorporando a las actividades productivas. “Si saladas hace bien las cosas creemos que en 7, 10 o 14 días vamos a tenerla de  nuevo incorporada al mapa de Corrientes” dijo advirtiendo que es esencial “en toda la provincia” el uso del barbijo.