Luego de la renuncia de Juan Ignacio Igarzábal, su vicepresidente asumió como la máxima autoridad en el club Albo, en plena disputa del Torneo Regional Federal Amateur.

Gonzalo Saravia se presentó esta tarde en el predio del Deportivo Popular, en el que trabajó Deportivo Mandiyú, y junto a sus pares de la Comisión Directiva, hablaron con el plantel que este fin de semana tiene fecha libre.

Ante la renuncia de Igarzábal, Saravia y Carlos Báez Dacunda, los hombres fuertes de este sector que desde ahora manejarán los destinos del club acercaron tranquilidad a los muchachos que seguirá dirigiendo Julio Toledo, quien asumió esta semana.