Dos policías salvaron la vida de un bebe de 11 meses que se estaba ahogando en pleno microcentro, tras recibir una descarga eléctrica al tocar un enchufe  y atragantase con su propia lengua.  Esto sucedió alrededor de las 11,30  en un local comercial de 9 de Julio  y Córdoba.

Según  se conoció de ocasionales  testigos, la mamá , una mujer de 36 años y su hijo de 11 meses,  estaba haciendo compras en un local comercial cerca de 9 de Julio y Córdoba, cuando en un determinado momento  el niño tocó ocasionalmente  un  enchufe, recibiendo  una  descarga eléctrica que provocó que se atragantara con su propia lengua.

Ante esto, su  mamá salió a la calle  pidiendo auxilio   y fue ahí cuando los dos policias, que estaban prestando servicio en el Banco Nación la socorrieron y  estabilizaron al pequeño  tras hacerle maniobras de RCP, hasta que el bebé pudo respirar con normalidad.

El bebé,  que el próximo 17 de enero cumple un añ e identificado como  Emiliano Valdez fue trasladado al hospital Pediátrico donde permanece en observación junto a su mamá Luciana Inés, de 36 años, con domicilio en  el barrio Cañada Quiroz, de Riachuelo.

Los policías que  en rápido accionar y poniendo a prueba  su capacitación, salvaron la vida del bebé son la oficial principal, Cecilia Echeverría  yv el s Suboficial mayor Ramón Juárez.-