Alberto Fernández llegó a Casa Rosada para encabezar un encuentro con Vilma Ibarra, Juan Zabaleta, Gabriel Katopodis, Matías Lammens, Sabina Frederic, Claudio Moroni, Felipe Solá, Carla Vizzotti y Cecilia Todesca

Alberto Fernández llegó esta tarde a la Casa Rosada en medio del aluvión de renuncias de funcionarios cercanos a Cristina Kirchner, por lo que se espera que defina el futuro de su Gabinete durante la reunión que encabezará con sus funcionarios de confianza, entre ellos, Santiago Cafiero y Vilma Ibarra. Antes de que se conocieran las dimisiones públicas, el Presidente había encabezado con el ministro de Economía Martín Guzmán -uno de los más resistidos por el núcleo kirchnerista- el lanzamiento de la Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas.

Según pudo saber Infobae, el Presidente encabezará en las próximas horas una reunión con Cafiero, la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Juan Zabaleta (Desarrollo Social), Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Matías Lammens (Turismo y Deportes), Carla Vizzotti (Salud), Sabina Frederic (Seguridad), Claudio Moroni (Trabajo), Felipe Solá (Cancillería) y Cecilia Todesca. En medio de la crisis y la interna oficialista, sorprendió la llegada del ex jefe de Gabinete de Fernández de Kirchner Aníbal Fernández.

La noticia de la renuncia de los ministros “Wado” De Pedro, de Justicia Martín Soria y de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, de Cultura, Tristán Bauer, conjuntamente con la titular del PAMI, Luana Volnovich y la del ANSES, Fernanda Raverta, se conoció este miércoles después del acto que encabezó Alberto Fernández acompañado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, en una muestra da apoyo a su equipo.

Con el pasar de los minutos se incorporaron el ministro el de Medio Ambiente, Juan Cabandié y el titular de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, y Martín Sabbatella, titular de ACUMAR. Todo se sumó a la presión que llegó desde Santa Cruz y la provincia de Buenos Aires, donde los gobernadores Alicia Kirchner Axel Kicillof contaron con la dimisión de todos sus funcionarios.

Los ministros que responden a Alberto Fernández no se acoplaron a la estrategia impulsada por Cristina Kirchner para presionar al Presidente a reformar el Gabinete. La jugada se suma a otros gestos similares en los gobiernos de la provincia de Buenos Aires y de Santa Cruz, también gestionados por gobernadores del kirchnerismo, que tuvieron lugar en el comienzo de la semana, pocas horas después de la derrota en las PASO.

Juan Zabaleta, Gabriel Katopodis, Jorge Ferraresi, Claudio Moroni y Jorge Frederic, son algunos de los ministros que responden a Alberto Fernández

Juan Zabaleta, Gabriel Katopodis, Jorge Ferraresi, Claudio Moroni y Jorge Frederic, son algunos de los ministros que responden a Alberto Fernández

Jorge Ferraresi, ministro de Hábitat, consideró que cada funcionario “tiene su forma y estilo”. “Los ministros somos elegidos por el Presidente y no somos un grupo de ministros que definimos políticas, las políticas las define el Presidente y nosotros somos el brazo ejecutor. Cada uno a su estilo lo ha hecho (presentar la renuncia). Si Wado eligió la manera escrita el día de hoy, nosotros elegimos presentar la renuncia oralmente el mismo domingo o el lunes. La diferencia es de forma”, agregó.

“No hay nadie que haga planteos distintos o que sea una renuncia indeclinable. Algunos tenemos la oportunidad de hablar diariamente con el Presidente”, insistió el ministro de Hábitat. Consultado por la necesidad de realizar cambios en el Gabinete por la derrota electoral, expresó que “el Presidente es el que conduce, no es cuestión de nombres sino de política. En la elección nos quedamos cortos y me pidió que acelerara los procesos de construcción de viviendas. Empezamos a darle velocidad a la gestión”, dijo.

Sobre la cercanía que tienen los funcionarios que presentaron la renuncia pública con Fernández de Kirchner, Ferraresi aseguró que se considera “uno de los más cercanos a Cristina y la verdad que nadie me dijo lo que tenía que hacer”.

Respecto a la necesidad de implementar un cambio en el rumbo económico, descartó esa posibilidad y consideró que en realidad “hay que profundizar cómo hacer que los recursos le lleguen a la gente. Somos buenos para hacer políticas en los sectores más vulnerables. A veces se nos escapa la gente que queda en el medio que son los que decidieron no votaron”.

INFOBAE