Según datos del Indec, el índice se incrementó frente al 9% del mismo período de 2018 pero cayó en relación con el 10,6% del segundo trimestre de este año.

El índice de desocupación llegó al 9,7% en el tercer trimestre de este año, lo que muestra un incremento en relación al 9% de igual período de 2018 pero, al mismo tiempo, exhibe un descenso con respecto al 10,6% del trimestre pasado. Los datos corresponden al informe “Mercado de Trabajo” publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Según el informe, los resultados del tercer trimestre de 2019 correspondientes al total de aglomerados urbanos muestran que la tasa de actividad es del 47,2%, la tasa de empleo es del 42,6% y la tasa de desocupación es del 9,7%. En términos interanuales, la tasa de actividad se incrementa levemente y la tasa de empleo se mantiene estable, mientras que la desocupación experimenta un ligero incremento. En la comparación intertrimestral la actividad muestra una leve caída, el empleo se mantiene sin variaciones y la desocupación muestra un ligero descenso.”

La publicación, que incluye los resultados recogidos en 31 conglomerados urbanos de todo el país, destaca que en el tercer trimestre del año se elevó la cantidad de ocupados y subocupados que, aún teniendo esa condición, buscan acceder a otro trabajo.

La tasa de ocupados demandantes de empleo alcanza su máximo en la serie anual, al registrar una cifra de 18,6%. De este modo, la presión sobre el mercado de trabajo (calculada con base en la suma de los desocupados abiertos, los ocupados demandantes y los ocupados no demandantes disponibles) se ubica en el 34,4%”, señaló el Indec.

Un año atrás, los ocupados que demandaban empleo llegaban al 16,7%. Los subocupados en esa condición eran 8,3%, mientras que el mismo indicador en el período bajo análisis se ubicó en 9,5%.

En el detalle de la tasa de actividad, que alcanzó el 47,2%, el informe destacó que “al analizar las poblaciones específicas por sexo y edad, puede observarse que las tasas de actividad más altas se ubican entre los varones de 30 a 64 años (91,6%) y entre las mujeres del mismo grupo etario (68,2%). En el análisis de la tasa de empleo específica para la población de 14 años y más, es también el grupo etario de 30 a 64 años el que registra las tasas más elevadas, 86,3% para los varones y 63,2% para las mujeres”.

La tasa de desocupación, analizada por sexo y edad, registra los mayores niveles en las mujeres de 14 a 29 años, para quienes la tasa asciende a 22,6%. Los hombres del mismo segmento etario registran una desocupación del 17,9%,

El análisis de la ocupación principal determina que, del total de ocupados, el 41,2% se concentra en tres ramas de actividad: el 18,6% se emplea en el comercio, el 11,7% trabaja en la industria manufacturera y el 10,9% se desempeña en actividades de servicios financieros, de alquiler y empresariales. También se destaca un 9,3% de ocupados en la construcción, un 8,5% en la enseñanza y un 7,4% en el servicio doméstico.