Los trabajadores del volante de la empresa de colectivos ERSA señalan que el paro de servicios que vienen llevado a cabo es debido a que aun no cobran los haberes de septiembre y piden que les regularicen la situación.

“Hicimos todo lo posible para no llegar a esto, pero tenemos familia atrás nuestro y queremos lo que nos corresponde por derecho. Necesitamos comer y pagar nuestras cuentas”, dijo Mariano Zacarías, uno de los referentes de los choferes

“Esto no es un paro. No nos negamos a trabajar, pero no gratis. Tenemos familias que mantener. Nos pagan lo que nos adeudan y salimos a trabajar”, cerró.