El defensor correntino de San Lorenzo de Almagro confesó que existen conversaciones con dos equipos de aquel país. Uno es Flamengo y el otro Inter de Porto Alegre. Además, habló de su presente en Corrientes en plena cuarentena por la Pandemia.

Andrés Herrera, el jugador del ‘Ciclón’ ve con buenos ojos un posible pase al fútbol brasileño, sobre todo porque dos equipos de la talla de Flamengo e Inter –con el argentino Eduardo Coudet- averiguaron condiciones con su representante.

“Hablamos hace dos días con mi representante, me dijo que lo del Flamengo estaba cerca, pero me dijo que ahora cada está más cerca lo de Inter de Porto Alegre. Yo trato de estar tranquilo, esperando si sale algo de eso lo hablaremos”, le dijo a La Red Deportiva (La Red Corrientes 107.1 MHZ) el correntino.

Nuevamente aparece -el ‘Chacho’ Coudet, como hace un año cuando lo quiso llevar a Racing para jugar la Copa Libertadores, y ante la consulta si este era el momento para partir, el defensor de 21 años recordó que “Terminé un buen torneo, estaba haciendo las cosas bien y vamos a ver qué pasa. Si se da… se da, y si no vamos a seguir preparándonos para lo que viene”.

En cuanto a la situación contractual, afirmó que “antes del último partido jugamos con Lanús, había hecho el gol y llegué a la quinta amarilla. No jugué con Patronato y esa semana arreglé la renovación hasta 2023 con una cláusula de 20 millones de dólares”. Le gusta la idea pero si no se da entiende que San Lorenzo “es un club muy grande de la Argentina así que estoy muy contento y muy cómodo”.

En cuanto al presente, contó su experiencia de la cuarentena recordando que gran parte la pasó en Capital Federal “los primeros días fueron una locura en Buenos Aires porque pensamos que iba a volver rápido y nos encontramos con todo esto: hace tres meses que no estamos entrenando. Desde que arrancó la cuarentena estuve en Buenos Aires y llegué a Corrientes hace dos semanas y media. Tomé la decisión de venir porque acá voy a estar más cómodo y voy a tener más espacios para entrenar”.

El hecho de venir a Corrientes le da tranquilidad ya que “acá se vive de otra manera, gracias a Dios no hay tantos casos como en Buenos Aires que día a día van aumentando. Fue una muy buena decisión venirme para acá”.

En materia de entrenamientos, explicó que “acá estoy yendo a un centro de entrenamiento, lunes miércoles y viernes; y martes, jueves y sábado a una cancha privada donde puedo hacer trabajo con pelota, intermitente, con más espacios; ahora también se puede salir a andar en bici. Pero el entrenamiento del futbolista es muy dinámico, cuando estaba en Buenos Aires y se impuso la cuarentena no terminaba tan cansado y me costaba dormir temprano porque mi cuerpo no estaba cansado como lo venía haciendo”.

En otro momento se le consultó sobre la decisión de dejar el fútbol por parte de Gonzalo Rodríguez, y recordó que “siempre nos marcó el buen camino por la experiencia que tiene, jugó muchos años en Europa, fue capitán de Fiorentina, y tenerlo como compañero fue algo único, lo disfruté. Ayer me enteré que se retiraba, me puse triste pero también contento por la carrera que hizo y soy un agradecido porque siempre nos daba consejos. Me llevo lo mejor de él y la humildad que siempre nos marcó”.