El contexto, entre la incertidumbre que genera la Pandemia y la economía del país, juega en contra de la competencia doméstica aunque, sin embargo, cree que los jóvenes tomarán la posta. Su futuro continúa en México, por segunda temporada.

En contacto con Abierto a la Tarde (La Red Corrientes 107.1 MHZ), Nicolás Casalánguida se refirió a lo que será su segundo año en tierras aztecas ya que dirigirá nuevamente a los Aguacateros de Michoacán.

“Es una continuidad de trabajo por la temporada anterior, que fue muy buena; la organización logró el mejor resultado de su historia y por eso me volvieron a convocar para armar el equipo y continuar el proyecto. Es un privilegio tener trabajo en esta situación, y es un agrado tener trabajo en el exterior que es algo que planeaba. Esperemos que este año podamos luchar por el título nuevamente”, explicó el ex entrenador de Regatas Corrientes.

Luego dio detalles de la Liga Mexicana, entendiendo que “a nivel basquetbolístico es una Liga muy física, con muchos jugadores que vienen de Estados Unidos, la posibilidad de tener 4 extranjeros más los naturalizados, así que es una Liga repleta de extranjeros. Este año va a haber muchos argentinos por lo que se ve y el nivel es muy bueno, atlético, de mucha intensidad. Este año van a ser 12 equipos, bajaron la cantidad y eso va a aumentar la cantidad de jugadores de nivel. La organización es muy buena, la logística de los estadios, la infraestructura, los viajes, la seriedad de las organizaciones. Estoy a gusto en el lugar y es una Liga que va en ascenso”.

A nivel personal, “desde la salida de Regatas ya fue el momento que quería generar cambios en mi carrera, trabajar en el exterior. Se dio la temporada pasada y la búsqueda que tengo de trabajar fuera del país, y por ahora vamos encontrando las respuestas, de ser útil en una organización, con equipos competitivos y lo vamos cumpliendo”, dijo entusiasmado.

La temporada 2020/21 de la Liga Nacional no será sencilla por todo el contexto de incertidumbres que la rodea. El comodorense, al respecto, entiende que “hay un éxodo importante en la competencia, se asemeja a otros años de Argentina. La Liga Mexicana ya tiene un calendario oficial y eso hace que jugadores como los de Argentina piensen en una oportunidad laboral. Ya contratamos a dos argentinos: Facundo Piñero y Cristian Cortez”.

Por eso, la Liga que viene tal vez no tendrá tanto brillo. Sin embargo, “me considero un hijo de la LNB, he trabajado 13 años y realmente espero que este momento no genere una dificultad muy grande para que la competitividad de la Liga no empeore. Habrá un éxodo muy grande, y jóvenes que tomarán la posta. Veo que puede haber más jugadores jóvenes, menos extranjeros”.

El torneo en México se iniciará “el 11 de septiembre contra Astros de Jalisco que es uno de los candidatos de la zona. Estoy en Córdoba y posiblemente vuelo el 30 de julio a México en un vuelo especial. El comienzo de la pretemporada es el 10 de agosto”.

En el final, cuando se le preguntó por su paso por Regatas, tras reconocer que fueron 5 años muy buenos, prefirió recordar –en el día del amigo- a la familia de José ‘Pocholo’ Barreto ya que “José fue un gran amigo” y nos dejó este año.