Boca lo dio vuelta y venció a Central en Rosario

0
77

El equipo de Battaglia empezó abajo con gol de Ávila pero reaccionó y se llevó el 2-1 con goles de Vázquez y Torrent en contra.

El Boca de Sebastián Battaglia volvió al triunfo este sábado en Rosario al vencer a Central por 2-1, por la décima fecha de la Liga Profesional. Después de 15 años, el Xeneize se llevó los tres puntos de Arroyito, como muestra del crecimiento del equipo para sobreponerse tras arrancar abajo y salir airoso de un trámite con tramos favorables a ambos conjuntos.

El primer tiempo, antes de que nadie pudiera mostra sus cartas, el equipo del Kily González desperdició una chance clarísima. Emmanuel Ojeda sacó un remate de pique, y entre Agustín Rossi en dos oportunidades, el travesaño y el palo salvaron al Xeneize de una pelota que quemaba y parecía viva.

El buen inicio del Canalla se cristalizó a los 10 minutos, cuando Gastón Ávila, cedido por Boca, cabeceó un córner desde la izquierda que no pudo ahogar Rossi. Enseguida, Damián Martínez volvió a exigir al arquero. Los de La Ribera, definitivamente, no encontraban el camino, aunque con el correr de los minutos comenzaron a emparejar. Marcelo Weigandt estrelló un cabezazo en el palo y, a los 35, llegó la igualdad con un gran avance por izquierda de Agustín Sández, quien le puso un centro a la cabeza a Luis Vázquez para que cabeceara al primer palo. Antes del cierre, Jorge Broun tuvo trabajo ante Agustín Almendra.

El complemento, sin embargo, empezó chato y con un Boca desdibujado, favorecido por la escasez de claridad de su adversario. Recién pasada la mitad del período Carlos Izquierdoz despertó al equipo con un cabezazo apenas afuera, y uno de los ingresados, Aaron Molinas, se topó con Broun. Vázquez y el ingresado Cristian Pavón amenazaron luego en el minuto 35. Boca tenía más resto e iba por todo.

El premio xeneize llegó a los 44, cuando Pavón recibió por derecha y mandó un centro que el ingresado Fernando Torrent se llevó por delante detrás de todos e introdujo en su propio arco. Con fortuna pero no sin méritos, Boca se llevaba todo el premio. Y recuperaba la senda victoriosa en Rosario.