Gallardo y Beccacece, al borde de las piñas

0
218

El entredicho sobre el cierre del partido no quedó ahí y se trasladó a los pasillos del vestuario en un tono mucho mayor, que estuvo cerca del escándalo. Tumulto, insultos y empujones.

Al duelo entre Defensa y Justicia y River que cerró el domingo de acción en la Liga Profesional solo le faltaron los goles. Tuvo ritmo, jugadas de peligro y hasta un condimento extrafutbolístico: el picante cruce entre Marcelo Gallardo y Sebastián Beccacece en el cierre del segundo tiempo. Sin embargo, el foco se desvió de lo que sucedió en el césped del Tito Tomaghello cuando trascendió lo que pasó minutos después del pitazo final…

Es que ese entredicho que parecía haber “quedado en la cancha” entre los entrenadores, como suele rezar el refrán futbolero, no fue tan así y pasó a mayores en los pasillos del vestuario, incluso al punto de que la historia pudo haber terminado en escándalo. “Estuvieron al borde las piñas”, cuentan quienes vivieron la situación en vivo y en directo.

El final determinó el empate en cero en Florencio Varela, pero el partido se siguió jugando en los pasillos, cuando ambos DT´s volvieron a cruzarse en un entredicho que pudo haber terminado en escándalo de no haber sido por la intervención del personal de seguridad de ambos clubes.

Después de hablar en conferencia de prensa, Gallardo volvió a verse las caras con Beccacece, pero esta vez a otro nivel. Según cuentan desde Núñez, el técnico de Defensa lo estaba esperando sin muchos ánimos de dialogar y con las pulsaciones elevadas. ¿Qué pasó? En el corredor interno que comunican el vestuario local y visitante hubieron gritos, insultos, empujones y un tumulto en el que terminaron involucrados miembros de las dos delegaciones.

Es que el encontronazo entre Gallardo y Beccacece se extendió al cuerpo técnico que los rodea, tornándose una situación de máxima tensión que casi culmina a las trompadas. Finalmente, fueron separados y cada uno enfiló para su lado en una noche al rojo vivo en Varela.