Patronato pasó y agudizó el mal momento de River

0
197

El Patrón se impuso al Millonario por 4-3 en los penales, luego del empate por 2-2 en los 90 minutos, en La Rioja. El equipo de Gallardo recibió otro duro golpe. El conjunto paranaense aguarda por el Xeneize o el Cervecero en la próxima instancia de la Copa Argentina.

Patronato le dio otro duro golpe a River: se impuso por 4-3 en la definición por penales, luego de igualar por 2-2 en los 90 minutos, en el Estadio Carlos Augusto Mercado Luna de La Rioja, y es semifinalista de la Copa Argentina. El equipo del Colorado Sava ahora aguarda por Boca o Quilmes en la próxima instancia. Por su parte, el Millonario se complicó en la lucha por clasificar a la Copa Libertadores 2023.

El equipo de Marcelo Gallardo presionó alto en el comienzo del partido, con dominio en los primeros minutos, pero el Patrón atacó primero con el cabezazo de Herrera que el arquero Ezequiel Centurión salvó con mano derecha.

River encontró la apertura del marcador con Zuculini en la insólita posición de centrodelantero, tras la cesión con ojos bien abiertos de Agustín Palavecino, luego de una buena jugada colectiva.

El equipo entrerriano llegó al empate en su mejor momento, aunque contó con un error no forzado de River. Jonatan Maidana se resbaló en una cancha pesada luego de una incesante lluvia que cortó la sequía en La Rioja y posibilitó la escapada de Estigarribia. El atacante quedó mano a mano y no perdonó para el 1-1.

En el cierre de la primera parte, Ferrnando Espinoza no cobró un claro penal a favor de River por la mano en el área de Sergio Ojeda. El árbitro tuvo una noche errática porque perdonó a Enzo Pérez, que se salvó de la expulsión tras un codazo a Estigarribia.

La intensidad ofensiva de Patronato prosiguió en la segunda etapa. Javier Pinola tuvo una salida fallida que Herrera aprovechó para el 2-1 con un fuerte remate cruzado.

Quintero frotó la lámpara para rescatar a un River en problemas con su gol olímpico para el 2-2. De ahí en más, el partido aumentó su intensidad y ganó en emoción. El equipo de Gallardo encontró espacios, mejoró su producción con mayor participación de Quintero, más los aportes de Palavecino y el ataque por las bandas.

A los 30 minutos a River le anularon un gol por un supuesto fuera de juego de Andrés Herrera (que parecía en la misma línea que Lucas Kruspzky cuando recibió el pase).

River, que estiró a 30 los partidos sin perder en los 90 minutos en el certamen, insistió con Quintero, más los ingresos de Esequiel Barco y Matías Suárez, pero chocó contra un efectivo Altamirano. El arquero de Patronato le sacó dos remates a Zuculini y se erigió en figura.

El Patrón lo pudo haber ganador en la última, con la ocasión que Alexander Sosa desperdició ante Centurión, pero tuvo su gran noche, inolvidable, en los penales: anotaron Leonel Mosevich, Alexander Sosa, Justo Giani y Jorge Valdez Chamorro, quien sentenció la victoria histórica por 4-3 frente al Millonario. Ahora, el equipo de Sava espera por Boca o Quilmes en semis.