Hazaña de Racing en el clásico de Avellaneda

0
47

La Academia jugó 45 minutos con dos menos por las expulsiones de Arias y Sigali, se dedicó a contener al Rojo y aprovechó la única que tuvo. El chileno Díaz convirtió el 1-0 y selló una victoria inolvidable.

Después de jugar casi 45 minutos con dos hombres menos, Racing conquistó un triunfo formidable por 1-0 sobre Independiente en una edición muy tensa del clásico de Avellaneda, por la fecha 19 de la Superliga. Marcelo Díaz, sobre el final, le dio el triunfo al dueño de casa en un Cilindro que vivió una fiesta descomunal, potenciada por la complejidad que tuvo el encuentro.

Más allá del flojo nivel futbolístico, el primer tiempo tuvo la intensidad que merece un partido así y los arqueros se robaron el protagonismo. Martín Campaña salvó dos veces al Rojo, primero ante un tiro libre de Matías Rojas y luego tras un fortísimo disparo de Walter Montoya, mientras que Gabriel Arias vio la roja y dejó a la Academia con diez hombres a los 39′ tras tocar la pelota con la mano afuera del área cuando se venía Cecilio Domínguez.

El complemento, a la vez, también arrancó con una expulsión: solamente habían pasado 10 segundos cuando Leonardo Sigali le pegó un codazo a Fernández y el árbitro Patricio Loustau lo echó directamente. Ante ese panorama, el local se dedicó a resistir con nueve hombres y la visita empujó, aunque sin grandes conexiones ofensivas para quedar cara a cara con Javier García.

Está claro que la gran diferencia numérica no se tradujo al campo de juego durante los últimos 45 minutos. Racing aguantó con Lisandro López y luego Darío Cvitanich como únicos hombres de ataque y, ante un Independiente al que le faltó toda la capacidad que venía de tener en el 5-0 sobre Rosario Central, encontró la victoria sobre el cierre gracias a un golazo del chileno Díaz, que definió con muchísima jerarquía en el área rival a los 41′.

De allí en adelante, los dirigidos por Lucas Pusineri perdieron los estribos y finalmente concluyeron también con nueve, ya que Cecilio Domínguez y Lucas Romero vieron la tarjeta roja sobre el cierre por agredir a García y Cvitanich, respectivamente. Y los de Sebastián Beccacece, con Nery Domínguez herido en el brazo a lo ‘Tata’ Brown, se dedicaron a que pasen los minutos para consumar un triunfo que va directo a los libros de la historia del clásico de Avellaneda.