El Xeneize logró ayer la Copa Diego Maradona y llegó a los 48 campeonatos entre copas locales y ligas oficiales en Argentina, lo mismo que tiene el Millonario.

Boca conquistó ayer la Copa Diego Maradona y con una nueva vuelta olímpica (la segunda desde que volvió Miguel Ángel Russo) logró alcanzar a River con 48 obtenciones entre copas locales y ligas oficiales en Argentina, contabilizando tanto la etapa amateur como la profesional.

Con el ganado frente a Banfield, el Xeneize le puso sello a la copa número 14, que se suman a las 34 ligas. River, por su parte, tiene 12 copas y 36 ligas. Claramente son los equipos que dominan el fútbol de nuestro país y una demostración es que Racing, el tercero en esa tabla, atesora 31 estrellas. Independiente es el cuarto con 25 y lo sigue San Lorenzo con 17.

En la tabla de títulos totales sí hay una ventaja de Boca con respecto a River: registra 70 campeonatos (los 48 locales más otros 22 internacionales) y el Millonario tiene 66 (48 y 18). Así, es el número 1 del país y aquí también el tercero está muy lejos, que es Independiente con 45.

Tevez para rato

Esta conquista tuvo una carga emotiva especial para el capitán del Xeneize debido al delicado estado de salud que está atravesando su papá. No obstante, el Apache, que ayer ingresó en el segundo tiempo, piensa seguir logrando trofeos con la azul y oro.

“Tengo un año más de contrato. Estando de esta manera, estando bien, puedo seguir jugando. Habrá Copa Libertadores, no veo razón para no seguir intentando. Hay Tevez para rato”, afirmó Carlitos en declaraciones a ESPN.

Además, el referente de Boca destacó que debido a la pandemia no habrá un receso extendido y eso lo beneficia. “No tengo pensado dejar de jugar. Por mi viejo, por mi vieja, por mi familia no voy a dejar de intentarlo. No tenemos mucho tiempo de parate, solo una semana y no perdés estado físico. Creo que puedo dar y seguir, me siento bien”, explicó.

‘Wanchope’ a quirófano

Boca consiguió anoche cerrar la temporada con una sonrisa tras la obtención de la Copa Maradona ante Banfield en San Juan y el plantel entró en días de descanso, a la espera del inicio de la próxima temporada. En este contexto, Ramón Ábila no perdió tiempo y se operará este lunes de una hernia inguinal, que habría sido el causante de las lesiones musculares que tuvo el delantero en los últimos meses.