El entrenador todavía no da marcha atrás con su decisión de tener al gemelo paraguayo entrenando sin el resto del plantel, tras la patada que fracturó a Andrés Herrera.

Pese al pedido público de disculpas, a la foto que trascendió ayer en la que se ve a los mellizos Romero en la casa de Andrés Herrera, Mariano Soso mantiene el “castigo” sobre Ángel tras la patada por la que fracturó al lateral derecho, en la práctica del viernes pasado.

Así, el gemelo pasa su tercer día de trabajo al margen del resto de sus compañeros. El DT azulgrana tomó la decisión el pasado sábado y no cayó bien en el seno dirigencial, pero ya era cosa juzgada. De todas formas, se especula con que antes del fin de semana Soso revea su postura y Ángel Romero vuelva a ser parte del grupo.

https://twitter.com/andreherreraa4/status/1308158848197328896

Tras la jugada del viernes pasado, la situación empeoró y tomó mayor trascendencia tras un posteo en Instagram de Fabricio Coloccini, quien utilizó la palabra “miserable”, en lo que casi todo el mundo entendió como un tiro por elevación para el paraguayo. Esto tampoco cayó bien entre los popes azulgranas porque esperaban otro manejo por parte del capitán. ¿Llegará la paz al Ciclón?