En la tarde del domingo, personal de la Policía Rural e Islas y Ambiental Rural (P.R.I.A.R.) de Saladas, dependiente de la Dirección General de Seguridad Rural y Ecológica realizó un procedimiento en Saladas. Allí, detuvieron a dos personas y secuestraron 138 kilogramos de carne, además del secuestro de varios elementos utilizados para delinquir.

Estas tareas vienen relacionadas dentro del contexto de prevención del abigeato y control masivo de carnicerías, diagramado por la Jefatura de Policía e implementado en el ámbito de toda la provincia. Cuando se encontraban de recorrida de a pie en la Primera Sección Lomas de esa localidad, observan a la distancia a un grupo de sujetos en el interior de una estancia quienes al notar la presencia policial se dan a la fuga en el lugar, arrojando varias bolsas con diversos elementos.

Al secuestrar estos bolsos pudieron hallar en al interior múltiples cortes cárnicos de origen vacuno, recientemente faenada, junto con otros elementos discriminados en dos cuartos, dos costillares completos, dos paletas, cortes varios como ser lomo, lengua y vísceras en general. Había también un buzo con capucha, una bolsa arpillera, una mochila de fabricación casera de lona, tres mochilas, una camisa de color negra, dos cuchillos, de 19 y de 27 centímetros, con vaina de material cuero crudo.

Además a metros más adelante se produjo el hallazgo de los restos de faena reciente de un animal bovino, raza Bradford, por lo que se efectuó el pesaje de los cortes citados, ascendiendo a un total de 138 kilogramos de carne secuestrados.

Luego de diversas tareas de investigación permitieron individualizar a los supuestos autores por lo que se procedió a la concreción de órdenes de allanamiento en la primera sección Lomas de Saladas. Procedieron a la detención de dos sujetos de apellidos Torres y Díaz (ambos mayores de edad) quienes estarían vinculados de forma directa con este delito.